Fisio-Blog

En el segundo semestre imparto la asignatura de Gestión de Sistemas Sanitarios, una de las asignaturas de nuestra diplomatura en Fisioterapia. Básicamente nos enfocamos en el ámbito de la Dirección de Empresas, intentando ofrecer a nuestros alumnos una visión general del mundo empresarial, con un enfoque en el área sociosanitaria.

Ya el año pasado hablé mucho de blogs, como no podía ser de otra manera. Algunos alumnos acogieron de forma muy positiva el guante que les lancé para crear un blog de una clínica de fisioterapia, y el experimento fue muy gratificante, especialmente cuando observaban que blog y web corporativa pueden caminar de la mano.

Hoy he estado navegando por la web de Fisioterapia Argüelles, un perfecto ejemplo de simbiosis de las dos formas comunicativas. Llevan blogueando desde enero de 2007 y da gusto dejarse caer por sus posts. En estos días en los que algunos claman por la muerte del blogging, ver proyectos como éste que siguen funcionando y mejorando hace que mi optimismo sobre la blogosfera no decaiga…

Retomando los blogs…

No he dejado un sólo momento de trabajar en el ámbito de los blogs y su uso desde el punto de vista corporativo. A fin de cuentas son el centro de mi Tesis Doctoral. Pero es cierto que de un tiempo a esta parte en INFOCONOCIMIENTO no publicaba nada sobre el eje en el que para mí se sustenta la web 2.0. Y por fin, hoy tengo la alegría de encontrarme con un proyecto que me ha resultado interesante: los blogs de la Obra Social de caja Madrid.

Es cierto que otras entidades bancarias ya llevan tiempo trabajando en la blogosfera. El propio BBVA tiene su Red, enmarcada en su BlueBBVA, aunque no me acaba de convencer, ni el diseño, ni la temática de los blogs ahí incluidos. Es verdad que como espacio para mostrar sus productos y en definitiva, como soporte de sus campañas publicitarias, es interesante, pero creo que le falta algo de “chispa” para hacerlos un punto de referencia blogosférico.

Sin embargo, la nueva red de la Obra social de Caja Madrid sí creo que puede encajar bastante en lo que se le exige a una red apoyada por una entidad financiera de las características de una Caja de Ahorros. Los blogs tocan los ámbitos de Inserción Social, Alzheimer, Arte Joven, Formación Profesional, Mayores, Cooperación y Desarrollo, Medio Ambiente, e Innovación Social. Todos temas que merecen una atención pormenorizada y que usando un diseño bastante correcto, aunque mejorable (cuesta un poco acostumbrarse a la navegación y resulta difícil encontrar el “archivo”) hacen que la iniciativa me resulta plenamente recomendable.

Además la Obra Social de Caja Madrid también participa en la Web Colaborativa con su presencia en Twitter, Facebook, Netvibes e incluso Flickr. De acuerdo, no es un banco, pero iniciativas así son las que me siguen haciendo confiar en los blogs como herramienta perfectamente útil y necesaria. Y por si fuera poco, su eslogan me parece excelente: Medios Sociales para cambiar el Mundo…

SIMO´s DEAD

Me da pena, la verdad. Sobre todo porque desde 1992 no he dejado de ir año tras año a chafardear las novedades, cada vez más escasas o menos sorprendentes, en la feria que un día fue del Mueble de Oficina y acabó convirtiéndose en una especie de parque temático con más frikadas de las necesarias.

Tal vez eso mismo ha sido lo que lo ha matado. Stands que aportaban poca cosa interesante para las empresas, asentadas o de nueva creación. Cacharritos imposibles mostrados en reportajes televisivos que alimentaban la asistencia masiva de un público curioso pero con pocas ganas de indagar a fondo. Ausencias casi intolerables…

Una lástima, ya que a pesar de todo era una cita entrañable. Y aunque sólo fuera por la web que habían creado para esta ocasión, parecía que se volvía a recuperar la feria como punto de encuentro de nuevas ideas y germen de empresas.

Eso sí, SIMO creó un blog para empujar la conversación. Y su última entrada, la que quedará huérfana en el éter blogosférico es del 30 septiembre. El “post” no tiene desperdicio:

Organización SIMO:

Un lugar distinto, único, personal, particular, participativo y, sobre todo útil… así es la nueva web de SIMO…

Un triste epitafio…

Libros, siempre libros

Paso todas las horas del mundo conectado a Internet, pero no puedo dejar de acumular libros. Y eso es algo que pasa factura cuando uno está con una mudanza en puertas. Pero si encima te vas a Nueva York no queda más remedio que esconder la tarjeta o decirle a tu acompañante que te prohíba seguir echando volúmenes al cesto.

De este viaje, además de una tonelada de ropa, de la guitarra más bonita del mundo y de los mejores recuerdos que puedo acumular, también han venido varios libros, algunos perseguidos con antelación y otros simplemente encontrados en Strand Books y Barnes & Noble (Esta vez fui infiel a mi querido Amazon)

  1. Smart Mobs, de Howard Rheingold, algo antiguo pero que tenía pendiente del especialista por antonomasia en Comunidades Virtuales
  2. Join the conversation, de Joseph Jaffe, interesante estudio sobre el nuevo marketing
  3. The cult of the amateur, de Andrew Keen. Un libro polémico en cuya portada hace referencia a cómo los blogs y otras herramientas 2.0 están destruyendo nuestra economía, cultura y valores. Puede estar curioso…
  4. Clear Blogging, de Bob Walsh. Tiene buena pinta y las críticas no le ponen nada mal. ¿Cambiamos el mundo con nuestros posts?
  5. Web 2.0 Blog, de Todd Stauffer. Un manualito, o más bien un tarugo que supongo que aporta poco que no sepamos, pero por tenerlo…
  6. The new rules of Marketing & PR, de Robert Scoble. Le tenía muchas ganas a este libro, la verdad.
  7. How wikipedia works, de Phoebe Ayers, Charles Matthews y Ben Yates. Qué ganas tenía de un libro sobre la Wikipedia. Y este es un señor tarugo… ¡Recién salido del horno!
  8. The business podcasting book, editado por Michael W. Geoghean. No tenía ningún libro sobre la “podcastfera” y este es absolutamente completo. Manual pero interesante

Y además de estos 8 tarugos un par de novelas, el Como Starbuck me salvó la vida, de Michael Gates y Estafadores de Matthew Klein, que se me va a poner la cara de doscerocerismo.

Ahora mi problema es, ¿de dónde saco tiempo para leerlos todos? Ains ¡Viva el libro!

(Edito: Los dichosos ataques de spam han conseguido lo que querían. Intentando huir de ellos me he cargado un montón de comentarios. Nacho, Julio y Santiago, lamento que se hayan borrado, pero vuestras palabras las recuerdo, que es lo importante)

Twitting, Wiking, Blogging…

Escuchaba esta tarde La Ventana, en su recién estrenada edición veraniega. Ana Guantes deja de pelearse por los campos futboleros gallegos y toma el relevo de Gemma Nierga en un programa que me acompaña siempre que tengo la desgracia de no poder hacer el deporte más popular de nuestro país. Y la primera agradable sorpresa me la encontraba al informar de que inauguraban nuevos canales de contacto con los oyentes. Comenzaban a Twittear, el fenómeno al que cada vez más gente se apunta, pese a lo lamentable de su servicio, con caídas eternas y usabilidad inexistente. Muchas veces me preguntan que para qué sirve esa “chorrada” de los 140 caracteres. Qué mejor explicación que la que muestra este libro electrónico cuyo enlace hoy posteaba Marc Cortés precisamente a través de su Twitter y su blog dedicado al pajarito. Perfecta explicación de su uso y de su utilidad.

Además de Twitter, La Ventana ha creado un Wiki, en el cual, como primera sección, los oyentes pueden incluir su blog. Ana Guantes mostraba su desconocimiento ante el galimatías del que hablaba Javier Casal, pero ha sido empezar a funcionar y el número de Twitteros, Wikipedistas y Bloggueros, que escuchamos la radio nos hemos vuelto locos para dar la bienvenida a los nuevos llegados.

Suelo clamar por la falta de adaptación de las organizaciones a la Web 2.0 y a las nuevas formas de comunicación, pero no cabe duda de que hoy, la SER ha logrado un trio de ases…

Da que hablar

La conversación es una realidad en cientos y cientos de blogs que se abren a diario. Yo mismo pido a mis alumnos en casi todos mis cursos, que inauguren un blog. Hace tiempo usaba Blogger, aunque en los últimos meses prefiero que “cacharreen” con WordPress.com, dada su mayor versatilidad y las posibilidades de testarlo de cara a empezar a bloguear en sus empresas.

Uno de los últimos proyectos en los que estoy trabajando es la adaptación de CEPADE al “doscerocerismo”. Un proyecto perfectamente estudiado y planificado que intenta adaptar a la Escuela de Postgrado de la UPM al nuevo entorno. Como primera fase hemos inaugurado un blog (qué obvio). Y dentro de nuestros miedos iniciales estaba el obvio: ¿seremos capaces de conseguir que los profesores de la Escuela se impliquen?

La respuesta ha sido tan  rápida como activa. Desde los profesores españoles hasta los portugueses, todos están ávidos por escribir, por leer, por participar, en definitiva en la nueva iniciativa. Dejando atrás una línea editorial previamente marcada, expresando aquellos aspectos que, a veces, no entran en la línea académica.

Es pronto para hacer un análisis del funcionamiento de esta primera fase, pero desde luego los primeros datos no pueden ser más optimistas: todo el mundo habla de ello, todo el mundo quiere participar, todo el mundo ve interesante el proyecto, todos, en definitiva, están contentos.

Un blog hoy es sólo el primer paso. Pero para andar hay que comenzar a caminar.

1 2 3 7