Redes Sociales y Social Media

Durante todo este año voy a estar impartiendo un Curso de Redes Sociales y Web 2.0 para la Gestión Comercial y el Marketing en colaboración con Global Estrategias. Es un seminario de un día de duración en el que de forma muy intensiva y adecuada al perfil de los asistentes, ofrecemos una visión de las estrategias de Social Media fácil de aplicar desde el primer día.

El curso se va a realizar con convocatorias en Madrid, Barcelona, Bilbao, Sevilla y Valencia, pudiendo también llevarse a cabo de forma particularizada para empresas que así puedan solicitarlo.

Tenéis toda la información en este enlace y si consideráis que necesitáis formación en este tema específico podría resultar una buena alternativa a otros cursos de mayor duración.

Se termina el curso

Pues sí, cuando menos lo esperas llega la última semana de Mayo y te encuentras con que el curso está a punto de acabar. Y casi sin quererlo me encuentro con la realidad: se acaba un año extraño.

Comencé en la Pontificia de Salamanca y termino en la Europea de Madrid. He pasado de la Facultad de Informática a la Facultad de Económicas, Derecho y Empresariales. He dejado de impartir asignaturas que me han acompañado durante años como “Sistema Logístico Integrado” o “Control de Gestión” para centrarme en “Sistemas de Información”, “Gestión del Conocimiento” y “Comercio Electrónico”. He salido de una universidad confesional y me he integrado en una laica. He dejado de tirarme de los pelos para aparcar en la Ciudad Universitaria a tener parking a 40 kilómetros de mi casa. Cambios, muchos. Aunque hay algo que no cambia: la sensación de que podía haberlo hecho mejor. De que tal vez debiera haber tocado otros temas. De que no he sido lo suficientemente duro o estricto. De que les echaré de menos.

Sí, es curiosa la relación que se genera con los alumnos. Hay días en los que lo que menos apetece es ponerse delante de ellos y contarles cosas, motivarles para que lean, ilusionarles con lo que a ti te enloquece, entretenerles, divertirles, crearles dudas y también certezas y al mismo tiempo lograr que en su cabeza quede algo que sean capaz de recordar más allá del tiempo que tardan en llegar a la cafetería. Pero igualmente son una droga. Cuando el curso llega a su final no dejas de sentir un cierto vacío. Una pena por los chicos y chicas que a partir de ahora te saludarán fugazmente cuando les veas en los pasillos de la facultad y cada vez quedarán más difuminadas sus caras y sus nombres en una memoria que acumula promociones y promociones de alumnos.

Todavía quedan semanas hasta las vacaciones. E incluso una asignatura que prácticamente acaba de empezar. Y Masters. Y Cursos de formación continua. Trabajo, en definitiva, que no oculta la desazón y, también, no me engaño, la satisfacción de haber cerrado un curso más, una etapa más…