Los blogs aburren

Esta terrible aseveración parece desprenderse de los resultados del último Informe sobre la Blogosfera Hispana presentado por Bitácoras la pasada semana. Al menos no resultan tan atractivos como lo eran hace unos años.

No cabe duda de que publicar un blog sigue estando al alcance de cualquiera, creándolo en muy pocos minutos y hospedándolo de forma gratuita en cualquiera de las plataformas existentes. Pero con datos como los que se muestran en este informe hay que deducir que la cacareada muerte de los blogs, sino se produce, al menos si tiene su traducción en una demografía poco representativa del usuario de Internet español (el estudio analiza también los países Latinoamericanos). Demoledor es el dato de que más de un 80 % de los editores de un blog son hombres, frente a un 18,82 % de mujeres. O que tan sólo un 6,98 % de los blogs hispanos se actualizan con frecuencia, pudiéndose considerar realmente activos tan sólo un 3, 91 % del total.

Estos datos, que comparados con los datos globales de Technorati, pueden parecer optimistas, no dejan de ser nuevamente una llamada a la realidad. Los blogs se han convertido en una herramienta que está siendo abandonada por otras, más excitantes, divertidas o gratificantes que el hecho de escribir con frecuencia en una bitácora.

Con temáticas mayoritariamente personales, los blogs están lejos de la supuesta revolución en la conversación que se auguraba hace algunos años. Y ciertamente no es extraño comprenderlo.

Analizando los dos blogs en los que más escribo, este mismo, on line desde marzo de 2006, con una frecuencia de actualización muy irregular y demasiado enfocado en la blogosfera y la Web 2.0 tiene una media de visitas diarias que no supera los 12-15 visitantes, por no hablar del volumen de comentarios, mínimo y en general escritos por los usuarios más fieles.

Respecto mi otro blog, el del programa de radio, on line desde noviembre de 2006 y con una altísima frecuencia de actualizaciones, la media de las visitas aumenta a las 50 diarias, pero los casi 700 posts no acumulan más de media docena de comentarios en total (la mayoría por una crítica molesta a un grupo determinado).

Poca conversación y pocas visitas. De acuerdo que la obsesión por ello puede acabar matando un blog. Es correcto pensar que uno escribe en un blog para sí mismo (o al menos así era en su inicio). Pero las posibilidades que tienen los blogs para la creación de comunidad se muestra como una falacia perfectamente comprobable en cualquier blog no perteneciente a las tan cacareadas A-List.

Hoy son Twitter, que requiere menos esfuerzo para mantener conversaciones, o las Redes Sociales, donde el usuario no se siente completamente sólo, los que parecen poner la puntilla definitiva a las bitácoras como forma de expresión. No creo que éstas acaben desapareciendo. Más bien asistiremos a un aterrizaje abrupto y a una incorporación a la normalidad ya avisada desde hace varios años. Los utilizaremos para proyectos concretos, e incluso a veces lograremos cierta relevancia. Pero sí sería momento de desacralizar los blogs, definitivamente y de una vez por todas y hablar de ellos como lo que cada vez son más, un espacio íntimo de comunicación con uno mismo, con invitados casuales.

4 comentarios

  • Es que son tantos blogs, y la mayoría de ellos tratan los mismos temas. Eso resulta aburrido.

  • hola, llegue hasta tu blog despues de leer un comentario tuyo respecto de que estas haciendo tu tesis acerca de los blogs
    estoy terminando la licenciatura en sociologia en mi provincia, soy de santiago del estero, argentina, y estoy pensando tratar el tema de los blogs en el lugar en que vivo y si los mismos constituyen una alternativa o un complemento a los medios tradicionales, agradezco la posibilidad de contactarme con vos, espero que no te ofendas si comienzo a “molestarte” 🙂

    sobre si los blogs aburren, yo creo que no, creo que estamos entrando en un momento de estabilizacion, en el que hay que superar/abandonar esa pretension de tener 2000 lectores por post y unas cuantas decenas de comentarios. creo que estamos en una fase de “fidelizacion” a los blogs, 150/200 lectores por post y 20 comentarios como mucho; los que seguimos sabemos que no dejaremos de sorprendernos, ya que cada dia aparece alguien novedoso, fresco, y que los que quisieron tener un blog por esa cosa del adsense y querer ganar dinero se termino: Estamos porque nos gusta, larga vida a los blogs

  • Lord Zelesthia, el problema es que si al final acaban siendo tan aburridos ¿dejarán de cumplir sus objetivos? ¿O tal vez nunca estuvo demasiado claro al abrirlos?

    Polycarpo, por supuesto que no es molestia. Espero poder ayudarte en lo que esté en mi mano. Yo disfruto leyendo y escribiendo blogs. Mis alumnos lo saben muy bien: en http://gestionemosconocimiento.blogspot.com/ puedes verlo. En parte superior está el enlace a las bitácoras que han creado este año. Como en todo lo relacionado con el 2.0 los mitificamos y tal vez sea ahora el momento de volver a la realidad.

    Si te es más fácil seguirme en Twitter, recuerda que en la parte superior derecha del blog tienes mi dirección.

    Abrazos

  • Algo de razón tienes, porque todo pasa de moda, porque de todo nos cansamos y queremos otras novedades.
    Es cierto que al blog hay que dedicarle mucho tiempo, y a veces eso no nos sobra, o que no sabemos disfrutarlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *