Social Media: antes de empezar…

Muchas veces me encuentro en los cursos que tengo la oportunidad de impartir sobre el uso de redes sociales en la empresa y los “Social Media”  que los participantes necesitan respuestas rápidas y concisas. Recetas a las que no puedo dar respuesta puesto que nunca he creído que las recetas sirvan en el mundo de la empresa. Si sirvieran todos tendríamos montado un Inditex, un Apple o un Google. Pero ciertamente en el mundo de la Web Social se ha escrito tanto durante estos últimos años que parece que con abrir una página en Facebook y un perfil en Twitter al día siguiente la empresa va a obtener miles de nuevos clientes y pingües beneficios.

Sin duda los tiempos que vivimos nos llevan a no tener casi tiempo para reflexionar sobre lo que queremos hacer en Internet y cómo hacerlo. Y esto es especialmente notable en el caso de las pequeñas empresas, acuciadas por una realidad económica nefasta y sin apenas tiempo para dedicar a su estrategia. Vivimos un día a día que, en estos momentos nos marca que participar en la Web Social es un imperativo, que hay que hacerlo cuanto antes, so pena de dejar pasar un tren que si no subimos ahora mismo no volverá a pasar.

Sin embargo a cualquier empresario que tenga éxito (no usaré la tan manida palabra emprendedor) siempre se le observan unas dotes claras para la estrategia, para poder identificar objetivos de negocio y como ponerlos en práctica. Y en el uso de los Social Media esto es especialmente importante, por mucho que queramos lanzarnos a buscar “Me gusta” antes siquiera de saber por qué.

Durante estos días en que he podido compartir con un gran número de estudiantes un curso on line sobre el uso de Facebook he sido nuevamente consciente de ello. Y esta mañana, gracias a que he encontrado un artículo de Barry Hurd que me ha parecido interesante, he publicado en el campus virtual una adaptación traducida del mismo.

No me han gustado nunca los posts de “listas”. Creo que resultan aburridos y en la mayoría de ocasiones un mero “canto al sol”, pero en este caso voy a hacer una excepción y a publicar las preguntas que aparecen en dicho artículo ya que creo que son claves antes de empezar a plantear el trabajar en un ámbito tan complejo como el de la Web Social. Posiblemente no aporte mucho entre los cientos de posts dedicados a lo mismo, pero no creo que haga daño.

Tal vez antes de comenzar a trabajar en las redes sociales desde un punto de vista corporativo todas las empresas deberían preguntarse:

1. ¿Cuánto cuesta todo esto?

2. ¿Con cuáles de estas herramientas alcanzaremos nuestros objetivos de negocio?

3. ¿Hay algún tipo de beneficios que podamos obtener con “bajo coste”?

4. ¿Qué estamos realmente tratando de lograr?

5. ¿Cuánto tiempo nos va a llevar?

6. ¿Tenemos algún tipo de objetivos o de informes para medir los proyectos en Social Media?

7. ¿Cuál es el apoyo presupuestario con el que contamos?

8. Si no tenemos presupuesto, ¿Podemos reasignar algunos recursos a ello?

9. ¿Sabemos en qué parte de nuestra estrategia online puede haber problemas?

10. ¿Hay alguien dentro de la organización que sepa como hacerlo?

11. ¿Tenemos identificados dentro de la organización personas que puedan liderar las nuevas iniciativas?

12. ¿Quién
tiene la responsabilidad final dentro de la empresa en la comunicación online?

13. ¿Quién va a mantener nuestra presencia en los medios sociales?

14. ¿Tenemos la confianza de la dirección?

15. ¿En la actualidad sabemos quién está hablando fuera de la empresa sobre nuestro negocio?

16. ¿Qué grupos e individuos son los responsables de las actividades de Social Media?

17. ¿Hay algún tipo de política interna más o menos formalizada sobre los Social Media?

18. ¿Hemos consultado con nuestra asesoría jurídica?

19. ¿En qué plataformas tenemos actualmente una presencia digital?

20. ¿Qué plataformas son las más utilizadas por los empleados?

21. ¿Tenemos un modo para seguir y coordinar de los esfuerzos en los Social Media?

22. ¿Sabemos dónde están nuestros clientes cuando “navegan”?

23. ¿Tiene nuestra empresa una “voz” en Internet?

24. ¿Hay usuarios que estén produciendo algún tipo de contenido para nosotros?

25. ¿Podemos evaluar nuestros activos de información en un contexto digital?

26. ¿Sabemos que herramientas de comunicación querría utilizar el cliente con nosotros?

27. ¿Podemos obtener “inteligencia competitiva” en el mercado online?

28. ¿Tenemos alguna forma de enfocarnos en aquellos datos que sean “procesables”?

29. ¿Hay problemas en Recursos Humanos para retener o atraer a los mejores talentos?

30. ¿Tenemos un plan de ventas que nos permita tomar ventaja online?

31. ¿Tenemos algún método de análisis de los esfuerzos realizados en los Social Media?

32. ¿Comprendemos el valor de la sindicación intelectual (difícil de traducir. Entiendo que hace referencia a la capacidad de otros de generar información de valor para nuestra empresa)?

33. ¿Hemos hecho algún esfuerzo para movilizar y animar a los seguidores de la empresa?

34. ¿Tenemos tiempo?

35. ¿Podemos aprovechar las oportunidades cuando aparecen?

36. ¿Existe alguna información sobre nosotros que no estemos siguiendo y que debiéramos hacerlo?

37. ¿Podemos destacar nuestros logros y mejorar la participación?

Muchas preguntas, algunas de difícil respuesta, pero que de una u otra manera deberían tenerse en cuenta. La Web Social y los “Social Media” pueden generar beneficios para la organización, pero siempre que esta sea capaz de asumir el reto de una forma coherente. Algo que por otro lado se hace con el resto de acciones de cualquier organización…

2 comentarios

  • Pingback: Bitacoras.com

  • Francisco João

    Muy interesado.
    Me gustaria aplicarlo la realidad de mio país, que las empresas pouco o nada conecen.
    Las 37 preguntas hacen una reflexion a utilidad da web 2.0.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *