Incorporando blogs a clase (I)

Comienzo hoy una serie de posts (bastante largos, por cierto) relacionados con la metodología pedagógica que estoy utilizando en clase este curso. Espero que se entienda que la larga extensión de los mismos no tiene otra razón que ser lo más explicativo de las acciones que estamos llevando a cabo en clase.

Este año, en la Asignatura de Gestión del Conocimiento que imparto en la UEM he decidido dar un giro a la forma en la que habitualmente llevo la materia. Afortunadamente el hecho de poder usar una metodología activa, muy en la línea de lo que propone el EEES (vulgo, Bolonia), me va a permitir incorporar la evaluación continua de una manera un poco diferente y los blogs van a tener una importancia muy activa.

La asignatura es un compendio entre Sistemas de Información aplicados a la gestión empresarial, conceptos puros y duros de Gestión del Conocimiento y un módulo muy importante sobre ebusiness (el análisis de las empresas digitales es una constante durante todo el curso). Se trata de una asignatura anual, de 9 créditos, con lo que el trabajo continuo me resulta mucho más importante que plantear las dos convocatorias clásicas de examen. Y gracias a poder evitar los horribles exámenes que nunca me han parecido que midan realmente el aprendizaje, el planteamiento de la asignatura puede ser algo más diferente.

Características y perfil de la asignatura

La asignatura tiene tres grupos asignados, dos de mañana y uno de tarde.

En total, hay 112 alumnos matriculados, la mayoría de ellos cursando Tercero de Administración de Empresas, carrera que bastantes compatibilizan con Investigación y Técnicas de Mercado. El perfil técnico de los estudiantes es el del usuario de Internet, especialmente de sistemas de mensajería y redes sociales (muchos de ellos poseen la “reglamentaria” cuenta en Tuenti) aunque con pocos conocimientos técnicos en profundidad y en general cierto “miedo” hacia ellos (en esas reticencias destacan sobre todo las chicas aunque con excepciones notables).

Más adelante haré un completo análisis de sus perfiles, pero en síntesis es un grupo de alumnos bastante homogéneos, muy motivados a participar en una asignatura “diferente”, aunque con los reparos lógicos del momento formativo en el que se encuentran (“qué nos va a contar este tipo y por qué así…”)

Tras darle muchas vueltas, decidí que la materia tendría 2 partes muy diferenciadas. Por un lado el trabajo en el aula, con explicaciones y demostraciones de casos empresariales de éxito y fracaso, y por otro el trabajo de los alumnos fuera del aula. En estas primeras semanas, trabajo individual, que se tornará en trabajo grupal en pocos días.

El primer objetivo que me marcaba era el que todos los alumnos empiecen a utilizar la blogosfera. Pocos, muy pocos de ellos tenían un blog, e incluso la mayoría desconocían qué era exactamente un blog, para qué se crean, cómo hacerlos o dónde instalarlos. De ahí, que durante las 2 primeras semanas del curso, vimos en clase una introducción a la blogosfera, a la herramienta de publicación y a sus características más comunes.

Para hacerles más visible el concepto, he abierto el blog Gestionando Conocimiento en la UEM, que se conforma como el blog de la asignatura, dónde se publican las tareas que deben realizar, enlaces, avisos, etc (todas las publicaciones se hacen también en el campus virtual de la Universidad, que corre bajo Moodle). En este blog también enlazo a los blogs de todos los alumnos, de forma que todos puedan tener un sitio de referencia para ver los trabajos de sus compañeros.

Vamos a usar Blogger como plataforma. No me importa (de hecho lo valoro especialmente) que alguno use otra herramienta, como WordPress, pero dado que a lo largo del curso usaremos varias aplicaciones de Google, y debido a la facilidad de uso de Blogger, decidí recomendarles que abrieran su blog en la plataforma de Google.

Así pues, la primera tarea que tuvieron que hacer fue enviarme su nombre, el grupo al que pertenecen y la dirección del blog. El requisito es muy básico: pueden hablar de lo que quieran y publicar lo que les apetezca, aunque todas las tareas y reflexiones que deban hacer, deberán publicarlas también ahí. No quiero que me las manden por mail, ni a través del campus virtual; todas en el blog.

Para hacer el seguimiento de sus publicaciones, estoy utilizando el Reader. No lo usaba como lector de feeds, ya que prefiero Netvives, así que aproveché que mi cuenta estaba “virgen” para ir incorporando todas sus direcciones y así poder “monitorizar” su trabajo.

Hasta el momento, han tenido que publicar 2 reflexiones. La primera sobre un artículo de El País, sobre los cambios en la publicidad, cada vez más personalizada, y la segunda una reflexión acerca del propio Google, tras la visión en clase del documental “El mundo según Google“.

Algunos problemas

El problema fundamental con el que me he encontrado ha sido cierta “pereza” por parte de algunos para abrir sus bitácoras. La razón fundamental no es otra que enfrentarse a una herramienta desconocida e ir dejando pasar el tiempo. Pero a día de hoy, la mayoría tienen sus blogs en funcionamiento.

También está el problema lógico de la gestión de tantos alumnos en tres grupos diferentes. Muchas veces me encuentro con una dirección y un nombre pero es difícil asignarlo a uno u otro grupo. No obstante, ese es un problema menor, y tiene una solución también muy sencilla, aun a costa de repetir muchas veces que me manden su grupo de referencia.

El tercer problema, minoritario, pero también existente, es el que tiene que ver con un desconocimiento técnico: “¿qué es la URL?” “¿Te mando la dirección o el título del blog?” “¿Cómo se hace?” De igual manera, tanto en la clase presencial como a través de correo electrónico se supera con facilidad. En el blog de referencia les he incluido un manual excelente por su sencillez y claridad para que puedan guiarse en Blogger y para que sirva de ayuda a los que han faltado durante el inicio del curso.

Un cuarto problema, anecdótico, pero que siempre hay que contar con él, es el del alumno que abre el blog y cuando quiere entrar en él no recuerda su contraseña. Este es un aspecto a incidir, ya que nos registramos en tantos sitios, usamos tantas contraseñas, que al final es relativamente fácil olvidarlas. Un buen camino para ver en clase sistemas del tipo Open ID y similares.

Finalmente, Google está manteniendo una política muy rigurosa con las aperturas de blogs, de forma que muchos de los alumnos se encuentran con que tras abrirlo, Blogger les comunica que están siendo revisados por “posibles infracciones de servicio” con lo que se paraliza su trabajo durante algunos días. Es curioso observar las “razones” de esa discriminación y la reacción ante el ser considerados “spamers”

Algunos resultados:

Hasta el momento 70 alumnos han abierto su blog. Es posible que lo hayan hecho algunos más, pero que todavía no me hayan enviado la dirección.

La mayoría se han limitado hasta ahora a publicar sobre la tarea pedida, aunque ya hay excepciones. Así, Fernando Corrales ya lleva 10 posts de las materias más variadas, y le sigue Ernesto Ortega, con 7 y con un trabajo interesante de cambio de plantilla (todavía no hemos empezado a trabajar en el diseño y la personalización)

Por otro lado, sin apenas haber motivado a “jugar” con las opciones de Blogger, ya ha habido varias consultas acerca de cómo integrar Ad-sense en el blog (algo que veremos muy a fondo en clase y que todos deberán hacer), y un buen número de los blogs están utilizando vídeos de Youtube para incorporarlos a sus entradas (el vídeo sigue siendo el rey de los contenidos…)

Las próximas semanas:

Seguiremos trabajando con el aspecto de las bitácoras además de con otras herramientas que puedan ser después incorporadas a una web corporativa. De esa forma, los blogs nos permitirán ver cómo gestionar la publicidad en Internet, cómo hacer el seguimiento de visitas de un site, cómo incorporar el comercio electrónico a la web corporativa, etc. En definitiva, el Diario de Aprendizaje irá creciendo y espero que convirtiéndose en una parte fundamental para cumplir dos objetivos necesarios: aprender y hacerlo de forma divertida

Este no es más que el primer post con un breve análisis de lo que estamos haciendo. Más adelante lo sistematizaré todo con datos mucho más precisos pero creo que puede resultar interesante para los que estéis en la tesitura de gestionar un gran grupo humano usando los blogs. Desde luego, la experiencia está resultando muy positiva y motivadora. Y, por supuesto, mi ego de “profe” que hace las cosas “algo” diferentes también está satisfecho. Es trabajo, si, pero trabajo agradable…

Libros, siempre libros

Paso todas las horas del mundo conectado a Internet, pero no puedo dejar de acumular libros. Y eso es algo que pasa factura cuando uno está con una mudanza en puertas. Pero si encima te vas a Nueva York no queda más remedio que esconder la tarjeta o decirle a tu acompañante que te prohíba seguir echando volúmenes al cesto.

De este viaje, además de una tonelada de ropa, de la guitarra más bonita del mundo y de los mejores recuerdos que puedo acumular, también han venido varios libros, algunos perseguidos con antelación y otros simplemente encontrados en Strand Books y Barnes & Noble (Esta vez fui infiel a mi querido Amazon)

  1. Smart Mobs, de Howard Rheingold, algo antiguo pero que tenía pendiente del especialista por antonomasia en Comunidades Virtuales
  2. Join the conversation, de Joseph Jaffe, interesante estudio sobre el nuevo marketing
  3. The cult of the amateur, de Andrew Keen. Un libro polémico en cuya portada hace referencia a cómo los blogs y otras herramientas 2.0 están destruyendo nuestra economía, cultura y valores. Puede estar curioso…
  4. Clear Blogging, de Bob Walsh. Tiene buena pinta y las críticas no le ponen nada mal. ¿Cambiamos el mundo con nuestros posts?
  5. Web 2.0 Blog, de Todd Stauffer. Un manualito, o más bien un tarugo que supongo que aporta poco que no sepamos, pero por tenerlo…
  6. The new rules of Marketing & PR, de Robert Scoble. Le tenía muchas ganas a este libro, la verdad.
  7. How wikipedia works, de Phoebe Ayers, Charles Matthews y Ben Yates. Qué ganas tenía de un libro sobre la Wikipedia. Y este es un señor tarugo… ¡Recién salido del horno!
  8. The business podcasting book, editado por Michael W. Geoghean. No tenía ningún libro sobre la “podcastfera” y este es absolutamente completo. Manual pero interesante

Y además de estos 8 tarugos un par de novelas, el Como Starbuck me salvó la vida, de Michael Gates y Estafadores de Matthew Klein, que se me va a poner la cara de doscerocerismo.

Ahora mi problema es, ¿de dónde saco tiempo para leerlos todos? Ains ¡Viva el libro!

(Edito: Los dichosos ataques de spam han conseguido lo que querían. Intentando huir de ellos me he cargado un montón de comentarios. Nacho, Julio y Santiago, lamento que se hayan borrado, pero vuestras palabras las recuerdo, que es lo importante)

Twitting, Wiking, Blogging…

Escuchaba esta tarde La Ventana, en su recién estrenada edición veraniega. Ana Guantes deja de pelearse por los campos futboleros gallegos y toma el relevo de Gemma Nierga en un programa que me acompaña siempre que tengo la desgracia de no poder hacer el deporte más popular de nuestro país. Y la primera agradable sorpresa me la encontraba al informar de que inauguraban nuevos canales de contacto con los oyentes. Comenzaban a Twittear, el fenómeno al que cada vez más gente se apunta, pese a lo lamentable de su servicio, con caídas eternas y usabilidad inexistente. Muchas veces me preguntan que para qué sirve esa “chorrada” de los 140 caracteres. Qué mejor explicación que la que muestra este libro electrónico cuyo enlace hoy posteaba Marc Cortés precisamente a través de su Twitter y su blog dedicado al pajarito. Perfecta explicación de su uso y de su utilidad.

Además de Twitter, La Ventana ha creado un Wiki, en el cual, como primera sección, los oyentes pueden incluir su blog. Ana Guantes mostraba su desconocimiento ante el galimatías del que hablaba Javier Casal, pero ha sido empezar a funcionar y el número de Twitteros, Wikipedistas y Bloggueros, que escuchamos la radio nos hemos vuelto locos para dar la bienvenida a los nuevos llegados.

Suelo clamar por la falta de adaptación de las organizaciones a la Web 2.0 y a las nuevas formas de comunicación, pero no cabe duda de que hoy, la SER ha logrado un trio de ases…

Regula, Regulae

Leo gracias al Twitter de Jose Luis Orihuela que la Eurocámara se ha puesto en funcionamiento para establecer una regulación del blogging. Al parecer, desde un plano voluntario, se trabajaría para que existiera un registro de blogs e incluso, según publica El País, se contemplaría un etiquetado que informara sobre la identidad del autor, intereses políticos y sociales y responsabilidad social del mismo.

Aún a esperas de ver en qué queda todo, puesto que el documento no se discutirá hasta septiembre, no dejo de aterrorizarme con la iniciativa. Que el Internet que conocemos, pleno de libertad, tiene los días contados es algo que hace tiempo veo claro. Pero encaminar este tipo de posibles normativas, en pos de una supuesta “mejora” de las fuentes de información, no es otra cosa que lisa y llanamente, censura. Censura y persecución a lo que no se puede controlar. O peor aun, control y más control. De lo que haces (como si no controlaran ya suficientemente proveedores como Google), de lo que visitas, de lo que visualizas, de lo que descargas, y ahora ya, de lo que dices, de lo que escribes, de lo que expresas, de lo que piensas…

Es de imaginar que ante esta iniciativa, algunas gestoras de esas que tanto queremos se estarán frotando las manos al imaginar que ya podrán cobrar un impuesto al bloguero que tenga la idea de enganchar un vídeo de Youtube. Triste, muy triste, la noticia…

Actualizo: El texto que se está discutiendo (provisional) puede encontrarse Aquí (Una vez más gracias al Twitter de Jose Luis, para que luego digan que Twitter no sirve para nada…)

¿Es Technorati tan importante?

En los años que llevo estudiando la blogosfera no dejo de leer referencias a Technorati. Es cierto que yo utilizo de vez en cuando ese buscador especializado y que cada vez que tengo un curso o seminario lo muestro y hablo de él. Pero de un tiempo a esta parte creo que vive en un Olimpo falso, especialmente si lo comparamos con su gran competencia el buscador de blogs de Google.

Al margen de su pésimo diseño, cada vez más recargado, su estructura de navegación que empieza a recordar a marchas forzadas lo peor de los portales de comienzo de siglo, y los fallos permanentes de su buscador, no veo clara su capacidad para mostrar los tan cacareados artículos “larga cola”. Los blogs considerados de mayor “autoridad” si son indexados más o menos correctamente, pero el problema surge cuando comenzamos a hacer búsquedas algo más complejas. Pongamos varios ejemplos:

Busco mi Universidad en los dos buscadores. En Technorati los datos son claros, 4 posts y 9 blogs. En el buscador de blogs de Google, 3.714 resultados.

Busco Bolsa de Madrid y de nuevo me encuentro con que Technorati me muestra 73 posts y ningún blog, frente a los 3.708 resultados que me ofrece Google

Me acuerdo de la política y con la búsqueda Zapatero Vs Rajoy Technorati me da 8 posts, con una antigüedad mínima de 88 días, frente a los 44 resultados de Google, con una antigüedad mínima de 18 horas.

Finalmente decido mirarme el ombligo y buscarme a mi mismo (no lo neguéis, todos lo hacemos) y los resultados del buscador verde son cuando menos risibles (yo no canto jotas, que conste) frente a los mucho más reales de Google.

Tal vez los problemas vengan con el aumento de los blogs en WordPress, o con el gran número de blogs en blogger, o con su fórmula mágica de indexación, o con otros arcanos que llevan a que una vez cada mil su “Claim your blog” funcione, pero la realidad es que posts viejos, abiertos hace dos años, hoy son absolutamente asumibles.

¿Habrá que empezar a recordar la frase de “El Emperador está desnudo”?

Soy un oráculo

Un gran visionario. Cada día estoy más seguro de ello. Lástima que nadie se de cuenta. Resulta que chafardeando por la web llego al blog de Eduardo Collado (qué envidia de plantilla, leche, ¡es preciosa!) y a su vez referencia al de Carlos Terceiro. Ambos se hacen eco de una información publicada por Invertia, que a su vez cita a un estudio de Adesis, en la que se analiza la blogosfera corporativa, y en concreto la presencia de las empresas del Ibex 35 y sus blogs. Y da gusto ver como coinciden sus datos con los que yo publicaba en el mes de noviembre (leche, se me fue el de Abengoa). Lo dicho, soy un guru

… cuando analizo las empresas de nuestro IBEX 35, es decir, las 35 empresas españolas de mayor capitalización bursátil, ergo, las supuestamente más importantes, me encuentro estos datos:

  1. Abertis. Ningún blog. Un webcast en el que el Consejero Delegado presenta la compañía a los accionistas. Sí posee un canal RSS: http://www.abertis.com/es/rss.php
  2. Acciona. Ningún Blog ni canal RSS
  3. Acerinox. Ningún blog ni canal RSS
  4. ACS. Ningún blog ni canal RSS
  5. Aguas de Barcelona. Ningún blog ni canal RSS. Tampoco gran actualización de noticias
  6. Altadis. Ningún blog ni canal RSS. Un webcast con los resultados del primer semestre
  7. Antena 3. Ningún blog. Sí posee canal RSS: http://www.antena3.com/rss/web/html/rss/index.htm
  8. Banco Popular. Ningún blog ni canal RSS
  9. Banco Sabadell. Ningún blog. Ofrece canal RSS y la posibilidad de incluirlo directamente en un lector de Feeds mostrando los más importantes
  10. Banco Santander. Ningún blog ni canal RSS
  11. Banesto. Ningún blog ni canal RSS
  12. Bankinter. Ningún blog ni canal RSS
  13. BBVA. No blogs ni RSS en la web corporativa. Algún webcast aunque muy escondido. Sí algunos blogs en BlueBBVA, el producto creado para los usuarios más jóvenes: 4 blogs sin relación con el negocio: OT, música, viajes y Cine y TV
  14. Bolsas y Mercados Españoles. Ningún blog ni RSS
  15. CINTRA. Ningún blog ni RSS
  16. Enagas. Ningún blog ni RSS
  17. Endesa. Ningún blog ni RSS
  18. FCC. Ningún blog. Si posee canal RSS http://www.fcc.es/fcc/corp/esp/o_sdc_rss.xml
  19. Ferrovial. Ningún blog. Si posee canal RSS: http://www.ferrovial.es/rss.asp
  20. Gamesa. Ningún blog ni canal RSS
  21. Gas natural. Ningún blog ni canal RSS
  22. Iberdrola. Ningún blog ni canal RSS. Sí acceso a un webcast
  23. Iberia. Ningún blog. Sí canales RSS tanto en la web comercial como en la corporativa: http://grupo.iberia.es/grupoiberiaApp/RssXmlCorporativa?idioma=es_ES
  24. Inditex. Blog en Pull & Bear aunque poco actualizado. Presencia de Bershka en SecondLife. Massimo Dutti anuncian blog pronto. Ofrecen canal RSS en el web corporativo: http://www.inditex.com/es/feed
  25. Indra. Ningún blog ni canal RSS
  26. Inmobiliaria Colonial. Ningún blog ni canal RSS
  27. Mapfre. Ningún blog ni canal RSS
  28. NH Hoteles. Ningún blog ni canal RSS. No obstante sí han trabajado por fuera de su web corporativa en el blog Historias en Hoteles recientemente lanzado por Weblogs S.L y en sus Vive la Ciudad, que ya incorporan 5 ciudades españolas
  29. REE (Red Eléctrica Española). Ningún blog. Si ofrece canal RSS: http://www.ree.es/index_rss.html
  30. Repsol YPF. Blog de los mecánicos del Repsol Team.
  31. Sacyr Vallehermoso. Ningún blog ni canal RSS
  32. Sogecable. Blogs en Cuatro, Plus, CNN, Viajar, EP3…
  33. Telecinco. Ofrece diferentes blogs, unidos especialmente a Informativos Telecinco
  34. Telefónica. Ningún blog ni canal RSS.
  35. Unión Fenosa. Ningún blog ni canal RSS

En fin, resumiendo: salvo Repsol, NH Hoteles, mínimamente BBVA, Inditex y Telecinco, así como las empresas de Sogecable (Medios de comunicación estos últimos, a los que se les suponía… al menos), al resto de nuestras grandes compañías la blogosfera les importa un higo. No es que me sorprenda, puesto que la mayoría de sus webs no ofrecen interés ni para sus accionistas, pero no deja de entristecerme.

Sin duda, cuando en un comentario anterior se planteaba el miedo al blogging por parte de las organizaciones, éste se quedaba corto. Miedo no. TERROR con mayúsculas…

Da gusto ver un trabajo de investigación bien hecho y mejor referenciado, !Sí señor!…

1 2 3 4 5 8