Hipótesis comprobada (el día que fui "meneado")

El problema de hacer una tesis sobre la web 2.0 y la blogosfera es que es difícil no hablar de ello. A tus amigos, a tu familia y, por supuesto, a tus alumnos. No es fácil poner ejemplos vividos, al menos no lo es para mi. Tiendes a usar los clásicos, los de manual. Pones el ejemplo de Kryptonite, citas a todas horas a Digg y a Meneame, muestras ejemplos citados decenas de veces y te centras en un mensaje: los usuarios de Internet tienen la palabra; la conversación fluye con libertad.

La dificultad real, no obstante, sigue radicando en la comprobación. En que no te lo cuenten o lo leas. En sentirlo y verlo con tus propios ojos. Y eso es lo que hoy ha ocurrido con este blog. Una bitácora con una media de cuarto y mitad de visita diaria. Un blog tan personal que sólo mis alumnos, y no todos, conocen. Y por un cabreo. Un post fruto de la mala leche ante la injusticia que viví el sábado pasado. Y de pronto… ZAS! visitas y más visitas.

Uno, que ejerce de canelo ingenuo de vez en cuando, no entendía lo que pasaba. Más de “cero coma” comentarios en un post. Y vaya si tenía explicación. De pronto la cacareada conversación se hace real. Hubiera preferido no tener que escribir el post. Eso significaría que las injusticias que me enervan no existirían. Pero mira tu por donde, y sin quererlo, la hipótesis ha sido, una vez más, comprobada. La conciencia colectiva, en Internet, existe. La tantas veces citada conversación es real como la vida misma. Con sus ruidos y sus sesgos. Con sus opiniones contradictorias. Imposible de frenar. Imposible de controlar.

Visito con frecuencia Meneame. Pero hasta hace muy poco no me he registrado. Y las cosas como son, todavía me cuesta entender gran parte de su funcionamiento (eso del Karma es superior a mis fuerzas). He leído a absolutos desconocidos opinando sobre lo que escribí. Cabreados con mis faltas de ortografía (fruto de esa nefasta rapidez que lleva a plasmar con celeridad y a no revisar con tranquilidad). Argumentando a favor y también en contra, en un ejercicio de comunicación desde la virtualidad y al mismo tiempo desde la realidad más tangible, grandioso.

No soy ingenuo. Se que las visitas a este blog son flor de un día. Pero a pesar de ello, además de conseguir sin pedirlo, la comprobación de mi hipótesis sobre el poder de la blogosfera, han conseguido que mi ego se vea acrecentado como nunca.

Eso sí, si habéis leído el post “popular”, no dejéis de ver el vídeo de los protagonistas. Y de disfrutar con su música. A mi me emocionaron desde el primer momento. Así que, tal vez, a vosotros también…

Tesis: De los Blogs a las Redes sociales. De la empresa al e-learning

Llevo tres años analizando blogs, con lo que una parte importante de mi Tesis Doctoral está a punto. Pero no he sido capaz de dar con la piedra de toque que la diferenciara de un libro más o menos divulgativo. El “Estado de la Cuestión” apoya bien al objetivo del trabajo, pero la comprobación de la hipótesis principal, aquella en la que planteo que el uso de los blogs mejora las capacidades comunicativas de la empresa e incorpora un punto de inflexión en la Gestión del Conocimiento, no acaba de quedar como a mi me gustaría.

Afortunadamente, cuando te encallas en la Tesis hay otras opciones, y creo que esta va a venir por la solución más sencilla, navegar hacia nuevos océanos, interconectados con el trabajo inicial. De ahí que de un tiempo a esta parte estoy llevando mi investigación al entorno de la formación on line, mucho más avanzado y con buenos estudios relacionados. Creo que por fin tengo la idea cumbre, esa que te quita el sueño y que te permite generar el modelo o prototipo digno de ser presentado en una defensa de Tesis Doctoral.


Dentro del trabajo incorporo, como no puede ser de otra forma, más herramientas del “webdoscerismo”, especialmente las redes sociales que tan de moda están de un tiempo a esta parte. Comencé en su día usando Orkut, que abandoné pronto, al sentirme un extraño entre tantos brasileños.

De ahí salté a MySpace, donde pese a parecerme un entorno caótico y por lo general con demasiado ruido, he obtenido buenos resultados en las pruebas que he hecho. Descubrí que para sacar partido a una red social debes tener un objetivo. Ya sea conocer gente de forma activa, convertirte en la persona más popular o “hablar de tu libro”. Con mi MySpace he visto una herramienta de promoción, en este caso de mi programa de radio, que permite una interactuación con otros participantes digna de estudio.

Uso también Facebook. O más bien tengo una cuenta poco activa en la red de moda. Empiezo a ver algunos grupos de interés que funcionan, pero todavía no he logrado la satisfacción prometida. Posiblemente porque mi objetivo era inicialmente el “chafardeo” y éste acaba por aburrir.

Ahora estoy jugando con Tuenti. La Red que tiene enloquecidos a mis alumnos. Muchos de ellos han migrado desde Hi5 y la han incorporado en su día a día de búsqueda de nuevas relaciones, de nuevos contactos. En lo sustancial no ofrece nada nuevo. Puedes buscar por universidades y otros centros de estudios, incluso por las zonas de marcha por las que los usuarios manifiestan salir. Curiosear en las fotos de guapos chicos y chicas que no tienen problema en mostrarse realmente como son (qué lejos quedó el chiste de los perros). Enviar mensajes y comentar sobre las fotos. Lo de siempre. Y es mucho. La mayoría de mis chicos están allí. No observan publicidad. No pagan por estar allí. No les preocupa como está construida. Ni qué tecnología hace posible etiquetar las fotos. Ni tan siquiera si a largo plazo podrá mantenerse como modelo de negocio sin demasiadas posibilidades de obtención de beneficios. No les preocupa puesto que es fácil de usar y cubre sus expectativas.

Lo mejor es que muchos de ellos manifiestan no estar interesados en cuestiones empresariales ni mucho menos técnicas. Lo usan porque es fácil, es divertido y sirve para lo que ellos quieren. Ahora el reto por mi parte es averiguar si puedo trasladar el modelo al ámbito del e-learning. Por lo pronto, trabajos como los de David Delgado sobre Elgg me abren pistas, me dan idea de hacia donde podemos ir. Y lo peor, es que en diez días necesito tener preparado el esquema final.

Ahora vuelve a surgir la duda, ¿será el paso definitivo para acabar de una dichosa vez con la Tesis?

¿Quieres saber quién te tiene no admitido/eliminado en el MSN? Pues no des tu contraseña a desconocidos (Contra los listos de los DDoS)

En solidaridad con Genbeta y Meneame (que no están siendo los únicos) por el ataque DDoS que están sufriendo por varios lammers que no están de acuerdo con un post en concreto, también creo que es necesario publicarlo:

¿Quieres saber quién te tiene no admitido/eliminado en el MSN? Pues no des tu contraseña a desconocidos

Parece mentira que después de tanto tiempo (¡años ya!) del invento de este fraude todavía haya gente que siga cayendo en él. Es muy simple, y seguro que muchos lo conocéis, simplemente se trata de páginas que ofrecen el servicio de mostrarte quién te tiene como no admitido o te ha eliminado del mésenyer a cambio de que les des tu datos de conexión, es decir, tu usuario y contraseña. Creía que este negocio ya estaba más que muerto, pero hoy mismo un par de contactos míos me han saltado con la típica ventanita que me acceda a una de esas páginas para que me lea el futuro.

Como norma general, dar la contraseña de tu correo a alguien que no pertenezca a tu familia ya es un suicidio tecnológico, y en este caso sería como darle la contraseña de tu tarjeta de crédito a una persona desconocida para que te muestre el dinero que tienes. ¿Quieres saber qué es lo que hacen? La mayoría de páginas, después de mostrarte esa información, se conectan a tu cuenta varias veces al día para molestar a todos tus contactos con spam descarado. Lo que es peor, esto puede colapsar tu cuenta y no sería raro que la perdieras para siempre, o al menos que la conexión sea pésima. Así que ya sabes, no des tu contraseña a ningún sitio web, o atente a las consecuencias.

Pero claro, ¡tú quieres saber quién te tiene como no admitido! Sorpresa: esos sitios, además de ser peligrosos, no funcionan. Microsoft cambió hace tiempo el protocolo para que los servidores de msn no difundieran esta información. Antes sí podías, pero ahora mismo ni siquiera puedes saber el estado de otra persona sin que ella te invite/admite o sin saber la contraseña de la cuenta (sin cambiar la configuración de la cuenta). Sin rebuscar demasiado, algunos sitios fraudulentos que siguen esta práctica serían: blockoo.com, scanmessenger.com, detectando.com, quienteadmite.info, checkmessenger.net, blockstatus, etc… Todos ellos son potenciales phishing, y ninguno funciona más allá de recolectar cuentas de correo.

Disculpad los lectores avanzados que ya habéis dejado atrás este tipo de engaños facilones hace mucho tiempo, pero es que hoy me he vuelto a conectar al messenger por obligación y me he dado cuenta de que las cosas han cambiado muy poquito.

Artículo original

Discusión en Meneame

La blogosfera unida contra estos indeseables. Si quieren guerra… GUERRA!!!!

Si tienes un blog… publícalo!

Conversación… O no?

Los mercados son conversaciones“. La Tesis del Manifiesto Cluetrain aparece también en la mía. Una y otra vez. Gracias a ese nuevo espacio conversacional, nuevas formas de comunicación crecen y cada vez son más importantes. Las organizaciones deben hablar a sus clientes y deben escucharles. Y por supuesto, el uso de los blogs es un herramienta fantástica para ello.

La “vieja” cantinela de “un blog es una página web que no requiere conocimientos técnicos para ser puesta en marcha, con sentido cronológico inverso, que ofrece actualizaciones con mucha frecuencia y que incorpora generalmente gran cantidad de enlaces a otros blogs o páginas que el autor cree interesantes, así como un espacio para dejar comentarios, para fomentar a conversación” es algo que mis alumnos deben sufrir una y otra vez. Ya se sabe que cuando uno se centra en un tema acaba hablando de él a todas horas. La conversación es fundamental, la conversación dirigida, al contrario de lo que pasaba en los “pasados de moda” foros, y el intercambio de pareceres permanente.

Leo decenas de blogs a diario. De todo tipo de temas. Algunos conocidos y otros, absolutamente perdidos en la inmensa blogosfera. De un tiempo a esta parte me fijo en los comentarios. Mejor dicho, me fijo en la ausencia de los mismos. Claro, Enrique Dans, Julio Alonso o los chicos de Alt1040 pueden tener posts con un par de docenas de intervenciones externas, y Microsiervos decidió cerrarlos hace tiempo. Pero ¿y el resto?

La respuesta preferiría no tener que publicarla, pero la verdad es que el silencio es lo imperante. De vez en cuando alguien dice algo, e imagino que el autor del blog es feliz en ese momento. Pero son escasos, demasiado escasos. Tal vez sea por nuestra tendencia al “lurkeo” que no debería ser especialmente negativa. Desde luego la blogosfera crece cada día más. Todos hablamos de ella. Hasta “La 2” se da cuenta que esa “inmensa minoría” está ahí y le dedica un programa diario (que a todo esto, me parece un acierto mayúsculo). Pero la mayoría hacemos oídos sordos a esa conversación pregonada. Sí, a veces comentamos allí donde conocemos al “escribidor” de turno. E incluso lo hacemos más para dejar nuestra firma y así conseguir alguna visita extra, más que para aportar algo nuevo.

Con este panorama, difícil convencer a muchas empresas de la bondad de este canal. Al menos, si no hay comentarios, tampoco los habrá negativos, ¿no? 😉

Internet frente a la Tele

Leo a través de Error 500 un interesante estudio que muestra como los jóvenes ya pasan más tiempo en Internet que frente a la televisión. Sorprenden del estudio varias cosas. Por supuesto la enorme importancia que sigue teniendo el Correo Electrónico, ya que porcentualmente continúa manteniendo el liderazgo de la aplicaciones de Internet. De igual forma es curioso ver que los españoles dedicamos a los sistemas de mensajería instantánea mucho más tiempo que nuestros vecinos europeos y como, en general, las aplicaciones de descargas o la búsqueda de contenido multimedia es un entorno que ha triunfado plenamente en nuestro país.

De ahí que Youtube se haya convertido en uno de los espacios preferidos de los usuarios. Auténtico agujero negro de tiempo, es difícil no sentirse fascinado con sus millones de vídeos, e incluso no acabar suscribiéndose a algún canal, que, a la postre, acaba sustituyendo a la sacrosanta televisión.

Yo tengo mis favoritos, por supuesto. No puedo dejar de pasar por el canal de Chema Alonso, mi gurú particular (y uno de los pocos microsofistas que me parecen literalmente geniales), y de un tiempo a esta parte Mobuzz TV, microprogramas que casi a diario bucean por la geografía más geek de Internet.

Puede criticárseles el formato, e incluso la, en extremo, animada presentadora, pero desde luego no cabe duda de que como sustituto a las noticias de la tele, especialmente en lo relacionado con Internet, vale la pena.

¿Se acerca una verdadera crisis para las teles convencionales? Por lo pronto yo llevo varias semanas peleándome con Mogulus para montarme mi propio canal… sin tomates ni salsas rosas, por supuesto…

1 2 3 4 5 6 8