Libros, siempre libros

Paso todas las horas del mundo conectado a Internet, pero no puedo dejar de acumular libros. Y eso es algo que pasa factura cuando uno está con una mudanza en puertas. Pero si encima te vas a Nueva York no queda más remedio que esconder la tarjeta o decirle a tu acompañante que te prohíba seguir echando volúmenes al cesto.

De este viaje, además de una tonelada de ropa, de la guitarra más bonita del mundo y de los mejores recuerdos que puedo acumular, también han venido varios libros, algunos perseguidos con antelación y otros simplemente encontrados en Strand Books y Barnes & Noble (Esta vez fui infiel a mi querido Amazon)

  1. Smart Mobs, de Howard Rheingold, algo antiguo pero que tenía pendiente del especialista por antonomasia en Comunidades Virtuales
  2. Join the conversation, de Joseph Jaffe, interesante estudio sobre el nuevo marketing
  3. The cult of the amateur, de Andrew Keen. Un libro polémico en cuya portada hace referencia a cómo los blogs y otras herramientas 2.0 están destruyendo nuestra economía, cultura y valores. Puede estar curioso…
  4. Clear Blogging, de Bob Walsh. Tiene buena pinta y las críticas no le ponen nada mal. ¿Cambiamos el mundo con nuestros posts?
  5. Web 2.0 Blog, de Todd Stauffer. Un manualito, o más bien un tarugo que supongo que aporta poco que no sepamos, pero por tenerlo…
  6. The new rules of Marketing & PR, de Robert Scoble. Le tenía muchas ganas a este libro, la verdad.
  7. How wikipedia works, de Phoebe Ayers, Charles Matthews y Ben Yates. Qué ganas tenía de un libro sobre la Wikipedia. Y este es un señor tarugo… ¡Recién salido del horno!
  8. The business podcasting book, editado por Michael W. Geoghean. No tenía ningún libro sobre la “podcastfera” y este es absolutamente completo. Manual pero interesante

Y además de estos 8 tarugos un par de novelas, el Como Starbuck me salvó la vida, de Michael Gates y Estafadores de Matthew Klein, que se me va a poner la cara de doscerocerismo.

Ahora mi problema es, ¿de dónde saco tiempo para leerlos todos? Ains ¡Viva el libro!

(Edito: Los dichosos ataques de spam han conseguido lo que querían. Intentando huir de ellos me he cargado un montón de comentarios. Nacho, Julio y Santiago, lamento que se hayan borrado, pero vuestras palabras las recuerdo, que es lo importante)

Marketing en las Redes Sociales

Me acaba de llegar el último pedido de Amazon y estoy deseando meterle el diente. El libro de Larry Weber sobre cómo utilizar estrategias de Marketing en las nuevas redes da pautas para comprender el fenómeno de las Redes Sociales y su uso desde el punto de vista empresarial. No cabe duda de que el escepticismo sobre muchas de esas herramientas también me ha hecho mella, pero sigo pensando que las posibilidades que se abren en el nuevo escenario son absolutamente tangibles.

Uso MySpace como promoción de mi programa de radio y en un año he pasado de 0 a 500 contactos, en su inmensa mayoría grupos musicales que ven una posibilidad de darse a conocer, de mostrar su música, de avisar sobre sus actuaciones. Es decir, de hacer marketing y comunicación.

Utilizo Xing, mucho menos de lo que debía, como red para hacer Networking y con bastante frecuencia recibo peticiones de colaboración en cursos y conferencias. Y cuando me “googleo” mi página en la antigua Neurona es la primera que aparece. Es decir, marketing de mi mismo.

Me he convertido en adicto a Twitter, pese a los continuos fallos de funcionamiento. No me sigue mucha gente pero yo sí tengo un buen grupo de personas a las que sigo y que cada vez que hacen algo y lo publican, me entero inmediatamente y me intereso más rápido incluso que con las actualizaciones de mi Netvibes. Llegan a mi, generan mi atención y me mantienen alerta y expectante. ¿Acaso eso no es Marketing?

Juego con mis blogs, con Tuenti, Facebook, soy adicto a los virales y estoy absolutamente convencido de que entramos en la era del Marketing 2.0 (yo prefiero denominarlo Marketing 3.0: frente a la primera época, enfocada en el producto, la segunda, en el consumidor y ésta tercera, en la que el poder recae en el cliente): es decir, son los clientes quienes directamente deciden qué quieren, crean el producto, realizan la comunicación y, en último término generan beneficios a la empresa que se presta a ese nuevo compromiso pagando un precio que consideran justo.

En definitiva, las sombras sobre la capacidad de generación de ingresos de la web 2.0 son altas, pero las luces también. Entre todos debemos lograr que lo mágico de controlar la comunicación no se vea reñido con los beneficios de las organizaciones que tratan de hacerlo posible.

SEXO!!!!!

Qué ganas tenía de escribir una entrada con este título. Seguro que a partir de ahora mis visitas se multiplican y mi pagerank se multiplica (eso si a los chicos de Google no se les ocurre acabar de indexarme por “sartenes wifi”, al considerar mi blog pornografía).

La semana pasada me compré el Playboy por primera vez en mi vida. Y lo hice en plan cultureta, aunque nadie me vaya a creer. La edición de Mayo de la versión española cumple el trigésimo aniversario y saltó a mis manos desde el anaquel del kiosko. Total, me dije, regalan una gorra por cinco euros…

No voy a entrar en los contenidos de una revista que siempre me ha parecido sobrevalorada. Sin duda aparecen en ella entrevistas y reportajes interesantes, además de las consabidas playmates, mujeres bellísimas e inalcanzables. Pero por lo demás nunca ha acabado de convencerme y tampoco lo hizo esta vez.

Recuerdo hace años cuando uno de los primeros sitios que visitábamos de Internet era www.playboy.com. Para encontrarnos que la web de “pago por todo” era una realidad. Y ciertamente hacía años que ni me planteaba visitar su site. Pero he aquí que lo que me pareció más interesante de la revista fue el anuncio de su nueva web en español.

Como es habitual no ha funcionado hasta esta semana (teniendo en cuenta que la publicidad aparecía en el número de mayo han perdido al menos 15 días de posibles visitas) pero como uno es persistente acabo de descubrir que ya está operativa. Y qué gran sorpresa. Por fin se puede opinar en casi todos los artículos. Por supuesto, zona de pago o premium, para acceder de verdad a los contenidos y la gran sorpresa: los blogs de Playboy. Variados y en el límite del escándalo (para algunos son incluso cándidos a tenor del porno 2.0 que crece en Internet).

Una iniciativa muy interesante y que vuelve a poner a la revista del conejito de actualidad. Serán los usuarios los que decidan, pero creo que vale la pena darse una vuelta por allí, aunque sólo sea para ver a Penélope Cruz desnuda (toma texto SEO) 🙂

Un nuevo libro electrónico…

Acabo de terminar de leer el libro Manual de uso del blog en la empresa escrito por Alberto Ortiz de Zárate, y me ha parecido un buen ejercicio de síntesis sobre los estudios de la blogosfera empresarial. Como hemos dicho tantas veces, es difícil escribir sobre el tema sin tener que dejar de recurrir una y otra vez a ejemplos muy conocidos, al dichoso gráfico de Abril de 2007 de Technorati (han pasado ya 10 meses y al paso que crece la blogosfera no creo que tenga nada de real) y a intentar convencer a los directivos de la llamada Empresa 2.0 que el cambio no sólo es bueno, sino también necesario.
De todas formas es una buena iniciativa y un texto muy completo, con gran cantidad de material adicional, bibliografía, enlaces, etc. que debería ser lectura obligada para todos aquellos que desde el ámbito empresarial estén pensando incluir los blogs en su estrategia.

Especialmente interesante me ha parecido el que Alberto ofrezca la posibilidad de adquirirlo por 12 € en formato papel o descargarlo en formato PDF. Y es que tras gastarme 31 € en La gran guía de los blogs, y cabrearme hasta la saciedad con lo flojo de su contenido, agradezco poder leer primero lo que el autor quiere contar, antes de pasar a tenerlo en mi biblioteca…

Nuevo material publicado… ¿más de lo mismo?

Ya está disponible el número de Enero-Abril de la Revista Diálogos, que dedica un especial a los blogs. Tras leer detalladamente todos los artículos, que han tenido el buen criterio de poner en formato PDF y de libre descarga, mi sensación es agridulce. Salvo el artículo de Tiscar Lara, certera como siempre en sus análisis sobre la blogosfera educativa, el resto me han parecido que continúan enfocando el “asunto blog” a la manera clásica y tal vez, ya conocida: historia de la blogosfera, de donde viene, como se ha llegado aquí, cuantos blogs hay según Technorati, lo importantes que son como medio de expresión, sus diferencias con los medios de comunicación tradicionales…

Solamente hay un artículo que toca el uso de los blogs en las empresas. Se trata de Los blogs en la comunicación empresarial, de Amaia Arribas. Apenas un par de páginas (si nos saltamos los datos clásicos de Technorati y los orígenes, tantas veces citados, del mundo blog) para recordar la importancia que tiene la blogosfera en la creación de la imagen de marca, en la generación de nuevas formas de interactuación con el cliente y en sus posibilidades para la generación de conocimiento y su gestión en las organizaciones.

Pobre resultado que me asusta y al mismo tiempo me da esperanzas. Eso significa que hay mucho por hacer y por escribir en nuestra lengua sobre la blogosfera corporativa, esa a la que le está costando despegar, pero que cada día va a tener más necesidad de hacer uso de la cacareada Web 2.0 y todas sus herramientas.

A pesar de todo, un trabajo completo y que puede abrir nuevas ideas a los menos conocedores de la materia…

Vencer al Miedo

Todos los “pendejos electrónicos” estamos de enhorabuena. Arturo Quirantes acaba de poner a disposición de la comunidad de Internet la obra definitiva: Como sobrevivir a la SGAE

Bien escrito, con abundante mala leche y todas las citas necesarias para tener una visión perfecta de las sociedades de gestión de derechos, esos chicos que tanto se esfuerzan en conseguir que la cultura se encuentre protegida, a base de asustar y lanzar apocalípticos mensajes de destrucción.

La parte de contramedidas tecnológicas me ha parecido genial, tal vez porque, por desgracia, la historia de estos seres, tan preocupados por hacer la puñeta a millones de personas, ya la conocemos.

“No nos callemos. No sigamos teniendo miedo. Actuemos en consecuencia. Y seamos un poco más libres en cada paso del camino.”

Enhorabuena Arturo, y gracias!

1 2 3