Internet frente a la Tele

Leo a través de Error 500 un interesante estudio que muestra como los jóvenes ya pasan más tiempo en Internet que frente a la televisión. Sorprenden del estudio varias cosas. Por supuesto la enorme importancia que sigue teniendo el Correo Electrónico, ya que porcentualmente continúa manteniendo el liderazgo de la aplicaciones de Internet. De igual forma es curioso ver que los españoles dedicamos a los sistemas de mensajería instantánea mucho más tiempo que nuestros vecinos europeos y como, en general, las aplicaciones de descargas o la búsqueda de contenido multimedia es un entorno que ha triunfado plenamente en nuestro país.

De ahí que Youtube se haya convertido en uno de los espacios preferidos de los usuarios. Auténtico agujero negro de tiempo, es difícil no sentirse fascinado con sus millones de vídeos, e incluso no acabar suscribiéndose a algún canal, que, a la postre, acaba sustituyendo a la sacrosanta televisión.

Yo tengo mis favoritos, por supuesto. No puedo dejar de pasar por el canal de Chema Alonso, mi gurú particular (y uno de los pocos microsofistas que me parecen literalmente geniales), y de un tiempo a esta parte Mobuzz TV, microprogramas que casi a diario bucean por la geografía más geek de Internet.

Puede criticárseles el formato, e incluso la, en extremo, animada presentadora, pero desde luego no cabe duda de que como sustituto a las noticias de la tele, especialmente en lo relacionado con Internet, vale la pena.

¿Se acerca una verdadera crisis para las teles convencionales? Por lo pronto yo llevo varias semanas peleándome con Mogulus para montarme mi propio canal… sin tomates ni salsas rosas, por supuesto…

Manifiesto de lunes por la mañana

Los lunes por la mañana no son el mejor momento para hacer manifiestos, aunque no debían pensar los mismo los chicos de Technorati y Ogilvy, que han denominado así a su último trabajo conjunto en el que analizan el poder de la blogosfera en el mundo del Marketing.

Son muchos los documentos que versan sobre este tema, pero tratándose de Technorati hay que prestarle atención y creo que realmente vale la pena. Además de incluir varios casos de empresas y organizaciones que utilizan los blogs como herramienta de ventaja competitiva (Sun Microsystems sigue maravillándome…), proponen un breve código de conducta en “Marketing Conversacional” que incluye los siguientes puntos:

  1. Transparencia en la utilización de los contenidos publicados por otros
  2. Transparencia en los procesos editoriales
  3. Transparencia a la hora de patrocinar conversaciones
  4. Transparencia cuando se influya a creadores de contenido

En definitiva, transparencia pero sin perder jamás de vista la potente herramienta que es hoy, ya no la blogosfera, sino la conversación global.

Midiendo e investigando

Fernando Tricas es para mí un auténtico maestro. Sus artículos y comunicaciones son la gasolina de la que bebe buena parte de mi Tesis Doctoral, y no podía pasar un día más sin que apareciera en Blogocosa. Algunos datos mostrados en “¿El tamaño importa?” y que él pone a disposición de todos. Son tan sólo las slides, pero desde luego, nos interesan.

¡Gracias una vez más por hacer un gran trabajo y compartirlo con todos!

Blogs y Comunicación

La comunicación y los blogs analizados en un breve pero interesante estudio publicado por el Grupo BPMO y firmado por Pablo Herrera y Javier Celaya. No se trata de un estudio exhaustivo pero desde luego ofrece pistas a cualquier responsable de comunicación para incorporar la blogosfera en la organización.

Con una presentación agradable y de una lectura rapidísima, el objetivo que cumple el libro es claro: llamar la atención sobre el mundo blog a aquellos profesionales que todavía lo estén obviando, y dirigir tráfico a distintos blogs especializados. Especialmente interesante me ha parecido el apartado de ejemplos de blogs corporativos, entre ellos el de McDonalds, el de WYSIWYG (de los que, por cierto, hacía muchísimo que ni me acordaba)o el del Grupo Alcalá 70, especializado en el Sector Inmobiliario.

Sea como sea, un buen trabajo para incorporar a la biblioteca y que encima he recibido en mi trabajo con una celeridad máxima tras pedirlo a través del mail de DCorporateCom. Todo un detalle que me reafirma en su buen trabajo.

Un dulce caos demente

Es mi visión de la blogosfera de un tiempo a esta parte. Supongo que cuando uno se enfrenta a un trabajo tan magno como una Tesis Doctoral, vive momentos en los que parece encontrarse con muros gigantescos, pero si además ésta versa sobre los Blogs, el muro parece no parar nunca de crecer.

De todas maneras no dejo de encontrar blogs interesantes que aportan en mayor o menor medida luz ante el hecho de que el Mundo Blog ha cambiado la forma de entender Internet. Recuerdo cuando allá por el 97´ la Web se iba plagando de páginas comerciales y todo el mundo parecía imbuirse de la locura internauta. Era el momento en el que la conversación en La Red empezaba a ser monopolizada por la empresa, aparecían nuevas técnicas para promocionar un site todos los días y casi no teníamos tiempo de estar al tanto de todo lo que ocurría. Era una vorágine de descargas de pluggings y de apariciones de puntos com que prometían llevarnos al nuevo milenio de una nueva forma.

Aquellos tiempos gloriosos pasaron aunque en cierto modo me encuentro como entonces cuando analizo la blogosfera. Mi Tesis es muy sencilla y por desgracia poco novedosa:

  1. Los blogs devuelven la libertad y la palabra a los usuarios de Internet. Establecen un marco de comunicación ágil y sencillo para todos aquellos que quieran comunicar algo. Es simplemente la demostración de que el mundo virtual llega a ser una prolongación del mundo real.
  2. Las empresas han de darse cuenta de que todo ha cambiado. Una presencia web es necesaria, pero los clientes van a demandar uevas formas de comunicación, y el blog es una más que correcta fórmula de enlazar con los públicos cercanos.
  3. Blogs y comunicación bidireccional hacen que conceptos acuñados en la década pasada y empujados por la industria de los sistemas de información (CRM, Gestión del Conocimiento…) adquieran carta de naturaleza y puedan ponerse en funcionamiento de una forma sencilla y medible.

A partir de ahí debería empezar a exponer decenas de datos que justifiquen estos argumentos tan sencillos de observar a simple vista, e información y referencias no faltan. Especialmente desde el propio mundo de la blogosfera.

En días pasados hablaba de la falta de bibliografía existente sobre la cuestión que me ocupa. De acuerdo que el material on line es inmenso, pero a veces el papel, la reflexión, el documento, hace falta si queremos establecer a fondo todos nuestros puntos de vista. Afortunadamente se empieza a publicar o al menos estar en ciernes diferentes publicaciones que clarifican más, en castellano, ese amplio mundo que es la blogosfera. Especialmente interesante me ha parecido el trabajo ya disponible en versión digital La Blogosfera Hispana: Pioneros de la cultura digital, publicado por la Fundación Auna y que además de ser un texto que cubre perfectamente muchas de las dudas que pueden surgir sobre el mundo blog, permite identificar autores interesantes que en estos momentos están trabajando a fondo sobre el nuevo escenario. Muchos y con grandes ideas. Y entre ellos el capítulo de Adolfo Estalella, por lo que de académico tiene (uno se debe dejar por esa deformación profesional) me parece especialmente bien diseñado.

Que comencemos a estudiar la blogosfera desde el ámbito universitario y académico es bueno. Si eso significa que la Universidad permite que nuevas investigaciones sobre temas no tan “típicos” se lleven a cabo.

Sobre publicaciones

Del mundo blog y otro tipo de escritos, la realidad es que en España poco se ha llevado a las librerías. El vacío es grande, aunque ha sido en pequeña medida suplido por “Blogs“, de Octavio Rojas, Julio Alonso, José Luis Antúnez, José luis Orihuela y Juan Valera. Es un acercamiento bastante interesante al mundillo bitacoril, y especialmente atractivo el hecho de que se asome en algunos capítulos al ámbito de los blogs empresariales.

Tras analizar y leer (no con toda la rapidez que me hubiera gustado, dichosa pelea con el inglés…) “Naked conversations” y de Robert Scoble y Shel Israel y “Blog! how the newest media revolution is changing politics, business and culture”, de David Kline y Dan Burstein, soy consciente de la gran tarea que hay todavía por delante. No es tan sólo definir claramente el concepto blog, la blogosfera y el nuevo entorno creado desde el momento en que empieza a popularizarse el concepto. Sin duda hay aspectos que tienen que ver con los propios cambios sociales, con la necesidad de publicar, de escribir y ser leído, con el tener una presencia única y personal en Internet.

¿Pero encajan ahí las empresas? Sin duda. No es nuevo tampoco ese concepto. Tanto su uso como comunicación interna, como la utilización de cara al ámbito de las relaciones públicas comienza a ser crítica. Lo leemos y lo escribimos. Seguimos a los líderes de la blogosfera hispana que nos empujan hacia ello. Pero todavía pocas empresas se atreven a ponerlo en práctica. El miedo siempre es el mismo: “¿Cómo voy a controlar yo la información que se da? ¿Y qué pasa con los comentarios negativos?”

Interesante el futuro, pero lejana la realidad. En cualquier caso esperamos que poco a poco la cosa se convierta en blogocosa, poco a poco…

1 2 3