Blogging: Comencemos de nuevo

Las vacaciones tocan a su fin. Ha sido un intenso mes en Estados Unidos, en California, que ha servido para cargar las pilas y para encarar el nuevo curso, que en la Universidad Europea de Madrid lo comenzamos la próxima semana. Será éste un mes complejo de trabajo, retomando las clases y defendiendo por fin la Tesis Doctoral (no tengo fecha definitiva pero lo más seguro es que sea durante las próximas cuatro semanas).

Y elijo para retomar Infoconocimiento el 31 de agosto, el día que oficialmente fue elegido como Día del Blog. Otros años era un día que tenía una mayor trascendencia, pero el cacareo constante de las redes sociales parece haberlo dejado en un segundo plano. De hecho, hace unas horas la conversación estrella de Twitter parecía ser la caída de servicio de Facebook.

Pero yo sigo amando los blogs como espacio de expresión. Como entorno en el que uno ha de enfrentarse a la pantalla en blanco y mimar sus escritos. Mucho más íntimo y reflexivo que Twitter o demás sistemas de microblogging. Mucho menos ruidoso que cualquier red social. Creativo hasta el infinito, desde el momento en que decidimos el dominio que vamos a utilizar hasta el último detalle de la plantilla que implantamos. Poderoso instrumento para contar aquello que nos pasa por la mente o para silenciar lo que nos frustra y entendemos que no debe aparecer. Ejercicio continuo de mejora narrativa y motor de aprendizaje.

blogs

Los blogs no salvaron Internet. Ni lo harán en un futuro. Su influencia como catalizadores de algún extraño cambio social solo existe en los post más volátiles y errados de algún pseudo-guru visionario. Pero lo que si que hacen es abrir la Web a un espacio de comunicación libre y divertido. En el que el usuario es el máximo responsable de lo que dice y lo que cuenta. Y solo por eso ya merecen la pena.

Llevo cinco años trabajando con blogs en mis clases. No se como transcurrirá este curso que está a punto de comenzar. Pero de lo que si que estoy seguro es de que todos mis alumnos abrirán y alimentarán con frecuencia su propio blog.

Mis cinco recomendaciones para el día del blog:

El blog de Marcelino Madrigal. No me cansaré de recomendar jamás sus escritos y apoyar su lucha, que es la de todos, para mantener Internet limpio de pornógrafos infantiles y delincuentes pederastas. Ojala algún día Marce pueda volver a escribir sólo para ayudar a la gente a tener un blog, como en su día, y no tener que seguir enfrentándose a los poderosos de Internet por la vergüenza que no somos capaces de parar.

El Caparazón. El blog de Dolors Reig, mi lectura permanente para saber qué es lo que ocurre en el mundo del Social Media y todo ello trasladado a la educación. Dolors es de esas personas que son ejemplo de lo que significa transmitir conocimiento en Internet. Todos sus escritos son fundamentales para aprender algo nuevo a diario.

Wwwhat´s New. Mis alumnos es la primera web de referencia que reciben en mis clases. Imprescindible visita, no una sino varias veces al cabo del día. Fundamental para saber qué pasa y para entretenerse con aplicaciones increíbles. Ojala Juan Diego Polo no se canse jamás de escribir en su blog.

e-learning, conocimiento en la Red. Eraser, su dueño, es otro de mis gurús, este si, con conocimiento de causa. Fantásticos posts, y básico para entender que aprender es algo que necesitamos, siempre, a todas horas, con o sin la tecnología.

Jano 2.0. Si los directivos de la mayoría de las empresas leyeran el blog de Juan Carrión o cualquiera de sus libros, seguro que la estupidea empresarial disminuiría bastante. Gestión, Organización y Dirección, sin olvidar jamás la Humanidad. Con post que son grandes ensayos por si solos. Otro de mis imprescindibles.

Así pues, a todos: FELIZ DIA DEL BLOG

Fisio-Blog

En el segundo semestre imparto la asignatura de Gestión de Sistemas Sanitarios, una de las asignaturas de nuestra diplomatura en Fisioterapia. Básicamente nos enfocamos en el ámbito de la Dirección de Empresas, intentando ofrecer a nuestros alumnos una visión general del mundo empresarial, con un enfoque en el área sociosanitaria.

Ya el año pasado hablé mucho de blogs, como no podía ser de otra manera. Algunos alumnos acogieron de forma muy positiva el guante que les lancé para crear un blog de una clínica de fisioterapia, y el experimento fue muy gratificante, especialmente cuando observaban que blog y web corporativa pueden caminar de la mano.

Hoy he estado navegando por la web de Fisioterapia Argüelles, un perfecto ejemplo de simbiosis de las dos formas comunicativas. Llevan blogueando desde enero de 2007 y da gusto dejarse caer por sus posts. En estos días en los que algunos claman por la muerte del blogging, ver proyectos como éste que siguen funcionando y mejorando hace que mi optimismo sobre la blogosfera no decaiga…

Retomando los blogs…

No he dejado un sólo momento de trabajar en el ámbito de los blogs y su uso desde el punto de vista corporativo. A fin de cuentas son el centro de mi Tesis Doctoral. Pero es cierto que de un tiempo a esta parte en INFOCONOCIMIENTO no publicaba nada sobre el eje en el que para mí se sustenta la web 2.0. Y por fin, hoy tengo la alegría de encontrarme con un proyecto que me ha resultado interesante: los blogs de la Obra Social de caja Madrid.

Es cierto que otras entidades bancarias ya llevan tiempo trabajando en la blogosfera. El propio BBVA tiene su Red, enmarcada en su BlueBBVA, aunque no me acaba de convencer, ni el diseño, ni la temática de los blogs ahí incluidos. Es verdad que como espacio para mostrar sus productos y en definitiva, como soporte de sus campañas publicitarias, es interesante, pero creo que le falta algo de “chispa” para hacerlos un punto de referencia blogosférico.

Sin embargo, la nueva red de la Obra social de Caja Madrid sí creo que puede encajar bastante en lo que se le exige a una red apoyada por una entidad financiera de las características de una Caja de Ahorros. Los blogs tocan los ámbitos de Inserción Social, Alzheimer, Arte Joven, Formación Profesional, Mayores, Cooperación y Desarrollo, Medio Ambiente, e Innovación Social. Todos temas que merecen una atención pormenorizada y que usando un diseño bastante correcto, aunque mejorable (cuesta un poco acostumbrarse a la navegación y resulta difícil encontrar el “archivo”) hacen que la iniciativa me resulta plenamente recomendable.

Además la Obra Social de Caja Madrid también participa en la Web Colaborativa con su presencia en Twitter, Facebook, Netvibes e incluso Flickr. De acuerdo, no es un banco, pero iniciativas así son las que me siguen haciendo confiar en los blogs como herramienta perfectamente útil y necesaria. Y por si fuera poco, su eslogan me parece excelente: Medios Sociales para cambiar el Mundo…

Da que hablar

La conversación es una realidad en cientos y cientos de blogs que se abren a diario. Yo mismo pido a mis alumnos en casi todos mis cursos, que inauguren un blog. Hace tiempo usaba Blogger, aunque en los últimos meses prefiero que “cacharreen” con WordPress.com, dada su mayor versatilidad y las posibilidades de testarlo de cara a empezar a bloguear en sus empresas.

Uno de los últimos proyectos en los que estoy trabajando es la adaptación de CEPADE al “doscerocerismo”. Un proyecto perfectamente estudiado y planificado que intenta adaptar a la Escuela de Postgrado de la UPM al nuevo entorno. Como primera fase hemos inaugurado un blog (qué obvio). Y dentro de nuestros miedos iniciales estaba el obvio: ¿seremos capaces de conseguir que los profesores de la Escuela se impliquen?

La respuesta ha sido tan  rápida como activa. Desde los profesores españoles hasta los portugueses, todos están ávidos por escribir, por leer, por participar, en definitiva en la nueva iniciativa. Dejando atrás una línea editorial previamente marcada, expresando aquellos aspectos que, a veces, no entran en la línea académica.

Es pronto para hacer un análisis del funcionamiento de esta primera fase, pero desde luego los primeros datos no pueden ser más optimistas: todo el mundo habla de ello, todo el mundo quiere participar, todo el mundo ve interesante el proyecto, todos, en definitiva, están contentos.

Un blog hoy es sólo el primer paso. Pero para andar hay que comenzar a caminar.

¿Es Technorati tan importante?

En los años que llevo estudiando la blogosfera no dejo de leer referencias a Technorati. Es cierto que yo utilizo de vez en cuando ese buscador especializado y que cada vez que tengo un curso o seminario lo muestro y hablo de él. Pero de un tiempo a esta parte creo que vive en un Olimpo falso, especialmente si lo comparamos con su gran competencia el buscador de blogs de Google.

Al margen de su pésimo diseño, cada vez más recargado, su estructura de navegación que empieza a recordar a marchas forzadas lo peor de los portales de comienzo de siglo, y los fallos permanentes de su buscador, no veo clara su capacidad para mostrar los tan cacareados artículos “larga cola”. Los blogs considerados de mayor “autoridad” si son indexados más o menos correctamente, pero el problema surge cuando comenzamos a hacer búsquedas algo más complejas. Pongamos varios ejemplos:

Busco mi Universidad en los dos buscadores. En Technorati los datos son claros, 4 posts y 9 blogs. En el buscador de blogs de Google, 3.714 resultados.

Busco Bolsa de Madrid y de nuevo me encuentro con que Technorati me muestra 73 posts y ningún blog, frente a los 3.708 resultados que me ofrece Google

Me acuerdo de la política y con la búsqueda Zapatero Vs Rajoy Technorati me da 8 posts, con una antigüedad mínima de 88 días, frente a los 44 resultados de Google, con una antigüedad mínima de 18 horas.

Finalmente decido mirarme el ombligo y buscarme a mi mismo (no lo neguéis, todos lo hacemos) y los resultados del buscador verde son cuando menos risibles (yo no canto jotas, que conste) frente a los mucho más reales de Google.

Tal vez los problemas vengan con el aumento de los blogs en WordPress, o con el gran número de blogs en blogger, o con su fórmula mágica de indexación, o con otros arcanos que llevan a que una vez cada mil su “Claim your blog” funcione, pero la realidad es que posts viejos, abiertos hace dos años, hoy son absolutamente asumibles.

¿Habrá que empezar a recordar la frase de “El Emperador está desnudo”?

WordPress, un redescubrimiento…

Usé WordPress hace un par de años. Y no le acabé de coger el gusto, las cosas como son. Lo abandoné y me pasé a Blogger, que hasta ahora me ha servido para decenas de proyectos relacionados con la blogosfera. Por supuesto que he “cacharreado” con Bitácoras.com, La Coctelera, Ya.com, Livejournal y no se cuantos más. Debe haber cadáveres blogosféricos míos a decenas en el éter de la web. Pero no he quitado nunca el ojo a WordPress, viendo como cada vez más y más blogueros optaban por ese CMS.

Esta mañana me apetecía hacer un ejercicio con él, de forma que, cronometrando, he hecho una instalación de WP. Desde el momento de la descarga hasta su configuración base en mi servidor, 40 minutos. No está nada mal, pensando que, como muñón informático, habitualmente me acabo pegando con el dichoso config.php, los permisos de las carpetas y los errores tipo “pantalla azul de la muerte” aplicados al MySQL que me suelen dar los CMS “avanzados” tipo Joomla, Drupal o Elgg.

Tutoriales en la web hay decenas, así que no voy a repetir lo que está bien escrito y explicado. He usado el estupendo de Ayudawordpress. Más simple imposible. De forma que en pocos minutos ya tenía la instalación funcionando. En menos de lo que canta un gallo he cambiado la plantilla eligiendo un Theme de los miles que también se comparten por Internet, así que antes incluso de irme a clase ya tenía de nuevo un WordPress funcionando.


Eso sí, mi preocupación durante la tarde iba por otro lado. Arrancar de cero es muy fácil, y no sorprenderá a ninguna persona que lleve tiempo trabajando en la blogosfera. Lo que me asustaba era la migración desde blogger. Había leído varias veces el ya clásico post de Blogstudio sobre la migración del de Luis Rull, y lo único que puedo decir es que me inspiraba muchísima pereza. E incluso había probado hacer una migración yo mismo con una instalación anterior y me había sido imposible. De forma que estaba en el mismo punto de partida: tengo un wordpress instalado pero me queda todo por hacer… Hasta que se me ha ocurrido probar el botoncito de importar y… !Voila! en menos de un minuto más de 300 posts con sus correspondientes comentarios importados y ordenaditos en la base de datos sin ningún problema.


En fin, que hay que quitarse el sombrero ante WordPress y que yo también debía aportar aquí mi granito de arena dando jabón a una aplicación que comprendo que se haya convertido en la de mayor crecimiento entre los blogueros del mundo entero.

1 2